Seleccionar página

World_wide_webDesde que trabajo en el desarrollo web me encuentro con un problema bastante serio de desinformación general por parte de un cliente que busca un servicio online, ya sea desarrollo, diseño, o gestión.

Digo esto porque cada vez más me encuentro clientes que, como soy “el que hace las páginas web”, me piden cosas de todo tipo, no sólo páginas web. Bien, ha llegado el momento de que expliquemos varias cosas sobre las páginas web. Intentaremos que sea apto para todos los públicos.

¿Qué es realmente una página web?

Una página web se compone de uno o más archivos de código, subidos a un servidor web (un hosting) y con una dirección concreta (el dominio) que apunta al servidor web, de forma que cuando escribimos “www.juanvt.com” el navegador (Internet Explorer, Firefox, Chrome…) sepa a dónde tiene que ir para descargar esos archivos y mostrar la página web en nuestro ordenador.

04webpage_new

Viendo el ejemplo un poco más en detalle, cuando escribimos una dirección web, por ejemplo www.juanvt.com, nuestro ordenador manda la petición “www.juanvt.com” a unos servidores llamados DNS repartidos por todo el mundo, que buscan y encuentran dónde está el hosting correspondiente a esa web. La petición llega al hosting de la página web a la que intentamos acceder. El hosting, en ese momento, procesa los archivos de código correspondientes y genera un resultado en forma de página web que nos envía a nuestro ordenador, y que nuestro navegador interpreta y reproduce según sus propios estándares (por eso la misma web en distintos navegadores produce un resultado diferente).

¿De qué se compone una página web?

Como ya hemos dicho, una web se compone de archivos de código. Pero no todos los archivos de una web contienen el mismo tipo de código.

Del conjunto de una página web separamos 2 grandes bloques: Funcionamiento Interno y Apariencia.

El bloque de Funcionamiento Interno es el que mueve realmente la web. Es el que pide los datos a la base de datos, el que filtra los resultados, el que genera contenidos… Es donde escribimos la estructura que tendrán los contenido que deben mostrarse. También podemos incluir en este bloque los efectos y animaciones que dan vistosidad a una web, aunque en gran parte suele interactuar con la apariencia.

Así verías Facebook sin el "CSS", es decir, sin el bloque de apariencia.

Así verías Facebook “en bruto”, sin programar su apariencia.

El bloque de Funcionamiento es el que crea la página web, pero “en bruto“. Coloca la información siguiendo unas directrices y en una determinada estructura, pero no se encarga de que dichas estructuras tengan una forma o un color concreto. Eso es parte del bloque de Apariencia. A partir de identificadores que se establecen en el código, podemos definir que un determinado cuadro tenga un color concreto, un tamaño, que sus elementos internos sean de tal o cual forma…

Para cada uno de estos bloques existe un perfil laboral, aunque bien es cierto que cada vez más ambos se mezclan y se ofrecen en conjunto.

¿Qué perfiles profesionales tenemos para ofrecer estos servicios?

Vamos a pasar a explicar cada perfil y a qué se dedica. Y sobre todo: a qué no se dedica.

Desarrollador Web: Principalmente, la tarea de un Desarrollador Web es hacer que todos los engranajes de la web funcionen sin problema. Es el que se encarga del bloque de Funcionamiento Interno. Hace que la página se genere con una determinada estructura, pero si no toca absolutamente nada de la parte de Apariencia, por mucha estructura que defina, la web siempre saldrá con fondo blanco y cada contenido uno debajo de otro. Evidentemente, su trabajo es esencial, porque sin él, la página no funcionaría. Al desarrollador le debe llegar el trabajo a realizar de forma clara y concisa: se quiere hacer esto, de esta forma y que funcione de esta manera. Cuantas menos vueltas demos, mejor.

Diseñador Web: Se encarga de realizar el diseño de la web, normalmente en Photoshop. ¿Esto significa que se encarga del bloque de Apariencia? No: se encarga de realizar una imagen global de cómo quedará la página web una vez terminada. Su trabajo es puramente artístico, y no está relacionado en absoluto con el código de la web. Normalmente se trata de diseñadores gráficos, es decir, también trabajan otros ámbitos del diseño, no sólo la web.

Maquetador Web: Se encarga de programar la apariencia de una web en base a un diseño. Pone cada cuadro en su sitio, le da color, le da sentido a la web. Su trabajo es tan esencial como el del Desarrollador, puesto que sin maquetación no hay coherencia en la web. También se encarga de hacer que una web sea responsive, es decir, que sea compatible con todos los dispositivos móviles, algo que está a la orden del día. ¿Es necesario que sepa hacer el diseño? No, eso es trabajo del Diseñador. Habitualmente este perfil es complementario, ya que se suele “acoplar” a uno de los otros dos anteriores. Por ejemplo, muchos desarrolladores web también saben maquetar una página a partir de un diseño, pero no tienen ni idea de diseño, al igual que muchos diseñadores web también son grandes maquetadores web, pero no saben nada sobre cómo funciona internamente la web.

Community Manager: Este nombre en inglés queda muy “cool” y muy moderno, pero pierde todo el glamour cuando lo traducimos: Gestor de Comunidades. Un Community Manager es una persona que se dedica a atraer gente a tus redes sociales (Facebook, Twitter, Google Plus…), pero sobre todo, a mantenerla. Su trabajo es hacer que tu producto sea visible y apetecible.

¿Qué estás buscando realmente como cliente?

Dependiendo de lo que quieras y necesites en cada momento, probablemente necesites un perfil profesional diferente. Pedirle a un desarrollador que te componga una imagen no es una buena idea: probablemente tardará más y lo hará peor. Por ejemplo, si quieres…

  • Una nueva funcionalidad en tu página web: Necesitas un desarrollador que te programe el funcionamiento de dicha funcionalidad. Si ademas la funcionalidad va a ser pública y necesita salir con un determinado estilo y apariencia, necesitas también un maquetador.
  • Un cartel o un banner publicitario: Se trata de imágenes, así que no hay duda, necesitas un diseñador.
  • Posicionamiento SEO: Necesitas un Community Manager. Es muy importante para que el SEO funcione que tu web tenga presencia y actividad en las redes sociales, y eso quien te lo lleva es un buen Community Manager.
  • Hacer que tu web (ya existente) sea Responsive, es decir, visible en todos los dispositivos móviles: Necesitas un maquetador que evalue y ajuste el diseño para cada dispositivo.
  • Una web completa: Aquí necesitas todos los perfiles. El Diseñador debe trabajar contigo para llevar la idea que tienes en tu mente a la realidad, a una imagen que tener en cuenta a la hora de que el Desarrollador y el Maquetador hagan su trabajo. Después, un Community Manager será el encargado de moverla por las redes sociales. Evidentemente también se puede hacer que los servicios de unos y otros se compren a través de Plugins y Themes; por ejemplo, si tu web esta hecha con WordPress, y compras un Theme, ya te ahorras tener que contratar a un Diseñador y a un Maquetador. Si instalas un buen plugin de SEO le ahorras mucho trabajo al Community Manager, que bien podrías ser tú mismo. Y si utilizas Plugins en general para ampliar las funciones de tu web, poco necesitarás al desarrollador más que para ayudarte a instalar y configurar tu sitio.

¿Qué más tengo que saber?

Existen ciertos problemas a los que se enfrentan normalmente un maquetador web. Estos son el navegador y el hacer una web Responsive.

browsers

El navegador es el programa que utilizar para entrar en Internet: Internet Explorer, Firefox, Chrome, Safari, Opera… como veis, no son pocos. Voy a explicar el problema de una forma muy simple: pedidle a cinco personas diferentes que hagan una tortilla de patatas cada una, y comprobad el resultado. Unas se parecen a otras, en formas, en olores, en sabores, en colores… otras no se parecen ni de lejos. Y es posible incluso que a alguien se le haya quemado. “Cada maestrillo tiene su librillo”, y al igual que esas cinco tortillas jamas podrán ser idénticas unas de otras, lo mismo ocurre con los navegadores. Cada navegador interpreta y representa el código de formas diferentes. Una misma página web abierta en dos navegadores diferentes posiblemente no se vea igual. Lo ideal es hacer que sí, aunque normalmente esto produce grandes quebraderos de cabeza a maquetadores, desarrolladores y diseñadores. Según el navegador cambian los estilos visuales, dejan de funcionar efectos… Vamos, que pasas de tener una web a tener un Mr. Potato online.

Y eso ya sin meternos en versiones antiguas de navegadores (ya sea por que la gente no actualiza o porque, como en el caso de Safari para Windows, la empresa ha abandonado el navegador), ni en navegadores de distintos sistemas operativos o sistemas móviles. Entonces ya es el remate. Todo esto, por lo general, es muy difícil de ajustar para que quede perfecto en todos.

twentyfourteen

Este mismo problema ocurre con el Responsive. Hay tal cantidad de dispositivos móviles distintos que hacer que una web se vea perfecta en todos los dispositivos es realmente difícil. Esto se debe a que cada móvil tiene una resolución de pantalla diferente, y por tanto, hay que añadir reglas y excepciones a los estilos para que en todos esos casos especiales la web se siga viendo bien (además de que cada dispositivo utiliza un navegador diferente, y volvemos a entrar en la guerra anterior). Normalmente esto conlleva una revisión del diseño, ya que hay elementos que no se pueden mantener con la misma estructura en una web vista en un móvil.

Espero que con esto haya quedado más claro que hacer una web no es una tarea sencilla y requiere distintos perfiles profesionales. Contratar a un desarrollador y pedirle que haga el trabajo de un diseñador, o viceversa, es una locura, una pérdida de tiempo y de dinero para ambos, que no tiene ningún futuro.

Nota del autor: Por si algún posible futuro cliente se lo pregunta, me veo obligado a aclarar cuál es mi perfil profesional, ya que esta web ofrece soluciones web de todo tipo. Mi perfil es el de desarrollador, aunque cada vez más acepto trabajos de maquetador ya que, por mi larga experiencia haciendo webs, he aprendido mucho; si no soy capaz de hacerlo, tengo compañeros profesionales maquetadores siempre dispuestos a echar una mano. No soy diseñador, Photoshop y yo nos llevamos como el perro y el gato. En cuanto a las redes sociales, también puedo encargarme de ellas si es necesario.

 

Si en una sala llena de diseñadores de software
dos de ellos están de acuerdo, eso es una mayoría
     .- Bill Curtis